El Arte de las Flores Comestibles

Las flores comestibles se han utilizado en la cocina desde hace siglos y pero día a día se volvieron más populares, especialmente en la alta cocina. Se consumen y utilizan para dar sabor, color y textura a los alimentos.

Las flores comestibles se pueden conservar para su uso futuro y también se pueden añadir en las bebidas, platos dulces como postres, mermeladas, ensaladas, sopas, jarabes, y para decorar

Sin embargo, recuerda una cosa: no todas las flores son comestibles, algunas flores tienen pésimo gusto. Te dejamos un listado de las más conocidas.

Lavanda: La flor de lavanda hace un maridaje sorprendente para postres y champán, y también añade un sabor floral dulce a las salsas.

Pensamiento: Es una de las especies más conocidas que se utiliza en los alimentos. El pétalo de flor entera se consume, se utiliza en los aperitivos y pastelería.

Rosas: Las rosas son utilizados por su aroma y se añaden en muchos tipos de platos y bebidas.

Monarda: Tiene un sabor a menta y sabor picante que se utiliza en muchos platos culinarios.

Crisantemo: Estas flores vienen en varios colores: rojo, blanco, amarillo y naranja. Puede variar de un sabor débil a picante.

Caléndula: Tiene un sabor picante a partir de amargo. Se pueden esparcir los pétalos en las sopas, pastas, arroces y ensaladas.

Hay que tener en cuenta que estas flores son producidas en cultivos especiales que no utilizan productos químicos o plaguicidas.

Te invitamos en el marco de nuestra Expo Gastronomía, Arte y Cultura a una Charla de Flores Comestible de la mano de la Paisajista Virginia Saiz  el sábado 10 de Noviembre a las 11 hs . Entrada libre y gratuita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *